Redes Sociales
LANZAMIENTOS ILIMITADOS. OPORTUNIDADES ILIMITADAS. SIN CUOTA ANUAL.

[Nota del editor: Este artículo fue escrito por Suzanne Paulinksi.]

 

Hay un millón de cosas que puedes hacer para asegurarte de que tus actuaciones en vivo no apesten. Ya sea filmarse a sí mismo, (para poder ver y criticar el playback), comprar el equipo adecuado, o simplemente asegurarse de elegir las canciones correctas para su público, siempre hay elementos que puede mejorar.

Sin embargo, incluso para aquellos que eligen las mejores canciones, hacen sus calentamientos vocales, agregan bailarines (cuando es apropiado), agradecen a su persona de sonido y a los cantineros, y crean un impresionante despliegue comercial, hay tres cosas que muchos músicos todavía olvidan incorporar en sus espectáculos que pueden marcar la diferencia cuando se trata de atraer a un público.

Una vez que tengas las canciones y te hayas tomado el tiempo de dominar tu ritual de antes del espectáculo para conseguir tu energía y enfocarte en lo que necesitas, dobla estas tres prácticas en la mezcla.

1. Ponerlo en escena.

Ser "auténtico" y "en el momento" no tiene por qué significar que no se haya pensado en la planificación de su espectáculo. Tu público no sólo te ve actuar, sino que también te ve entre las canciones.

La "actuación" incluye todas las transiciones de las canciones, así que practíquenlas. ¿Cuándo les dirás sobre tu comercio? ¿Cuándo les dirás que te sigan en los medios sociales? ¿Cuándo les animarás a que se hagan una foto de grupo para que la encuentren todos en línea y se etiqueten? Recuerden que sólo deben hacer un llamado a la acción (CTA) a la vez. No abrume a su público (especialmente en un bar ruidoso) con más de una cosa que hacer entre cada canción.

También es importante practicar estas transiciones a medida que practicas la música, así que cuando llegue la hora del espectáculo y haya un problema con un monitor o un micrófono, estarás lo suficientemente preparado para improvisar y mantener a la audiencia entretenida u ocupada. Si te concentras demasiado en lo que pasa delante de ti en el escenario, perderás su atención.

Además de las transiciones entre las canciones, determina cómo usarás el escenario.

Si eres el cantante, ¿cuándo te acercarás al lado izquierdo/derecho del escenario? ¿Cuándo te agarrarás al micrófono en un momento dramático de una canción?

Si estás en la guitarra, ¿cuándo te presentarás en el escenario para que el público se ponga en marcha? Bateristas... ¿cuándo se levantarán y harán que el público aplauda?

Si se trata de un escenario súper pequeño donde el movimiento es limitado, asegúrate de usar tu cuerpo para expresar lo que dices en la canción (ver #2).

De nuevo, aunque es agradable vivir el momento, deberías tener una idea de cuándo saldrás de tu rutina habitual al tocar la canción. Estar en vivo en el escenario no es el momento de concentrarse en tocar la canción. Debes practicar lo suficiente para que cuando llegue el momento del espectáculo, la interpretación sea algo natural y te concentres en el público.

Tener un espectáculo apretado que fluya en el escenario y que tenga sentido para el público es la mejor manera de permitir que caigan en él y disfruten, en lugar de estudiar sus posturas torpes y movimientos aleatorios en el escenario. Si parece que estás interpretando la canción por primera vez, el público podría no ver el verdadero valor de lo que les estás dando.

El espectáculo es una habilidad importante, le da a tus fans una razón para querer salir y verte en vivo, cuando de otra manera podrían quedarse en casa y escuchar tus canciones.

 

2. Expresa todo tu ser

Puede que seas un introvertido cuando se trata de estar en el escenario, pero debes entrenarte para actuar con los ojos abiertos. Aunque finjas y mires un poco por encima de las cabezas de la gente, asegúrate siempre de abrir los ojos y mirar a la multitud.

Al igual que al practicar tus transiciones, elige líneas en tus canciones para conectarte con tu audiencia con anticipación. Una actuación en vivo implica actuar. Tu trabajo es transmitir el mensaje de la canción a la audiencia. Aunque no seas tú quien canta, si la canción es sobre un corazón roto no te quedes ahí jugando con una gran sonrisa en tu cara. Entra en la canción.

Recuerde siempre que las cosas en el escenario deben ser exageradas para que sean sentidas por el público. Piensa: ¡manos de jazz! Si estás señalando a la multitud asegúrate de extender tu brazo de forma poderosa y completa, no como si estuvieras señalando algo casualmente. Hagan sus movimientos fuertes y deliberados.

La gente te buscará para que les des pistas físicas sobre cómo deben sentirse y actuar. Así que si permites que la canción se exprese a través de tu lenguaje corporal y tus expresiones faciales, aquellos en la audiencia recibirán, en algún nivel, el mensaje de cómo deben sentirse.

Cuando tu cuerpo no refleja lo que se dice, a menudo puede causar confusión y disonancia en el mensaje general que estás tratando de comunicar.

 

3. Incluir a los otros

Al igual que mostrarle al público cómo debe sentirse, la mejor manera de hacer que interactúen contigo es interactuar primero con los otros miembros de tu banda. Si eres un solista acústico, trata de involucrar a alguien en particular de la audiencia. La gente se sentirá apartada de tu espectáculo cuando hayas demostrado que no se trata sólo de ti en el escenario.

Recuerda siempre que el público no está ahí para hacerte sentir bien; estás ahí para ayudarles a olvidar cualquier otra cosa en su mente y llevarles a un viaje con tu música. Haz lo que puedas para que se sientan cómodos y se pierdan en tu actuación.

Exigirles menos (es decir, "¡acércate al escenario!") y exigirte más a ti mismo (y tal vez a los miembros de tu banda) para establecer el tono y el nivel de energía necesario para que se sientan obligados a comprometerse por su cuenta. Cuando la gente se pierde en una actuación se preocupa menos por parecer incómoda o ser la primera en acercarse al escenario.

Si quieres que los asistentes a un concierto le cuenten a sus amigos sobre tu próximo show o te etiqueten en fotos que publiquen en Internet, vas a tener que hacerles sentir que has puesto un cierto esfuerzo para que esa actuación sea especial para ellos.

No trate los espectáculos como momentos individuales en el tiempo. Usen cada uno para mejorar el siguiente. Prepárate para que la música salga tan natural que puedas concentrarte en captar lo que el público te dice. ¿Qué necesitan de ti? ¿Qué les convencerá? Te lo están diciendo. ¿Estás escuchando?


Suzanne Paulinksi es una artista consultora con más de 10 años en la industria musical y propietaria de The Rock/Star Advocate

Etiquetas:

Nuestra lista de reproducción