5 conceptos que los compositores deben tener siempre en mente

21 de junio de 2018

[Nota del editor: Este artículo fue escrito por Joan Selby.]

 

Escribir una canción que capte nuestros sentimientos y los transmita a una audiencia es a menudo más difícil de lo que parece. Claro que es fácil para nosotros entender cada metáfora y relacionarnos con ciertas emociones que nuestra letra describe, pero ¿entenderá un perfecto extraño lo que estamos tratando de decir? Además, los compositores que tienen que cumplir un plazo no siempre pueden permitirse esperar hasta que la inspiración les llegue.

Entonces, ¿hay algún atajo que podamos tomar para crear una nueva "Escalera al Cielo"? La respuesta es NO...no hay un simple hack que nos permita producir un golpe instantáneo... ...pero hay algunas pautas que pueden hacer todo el proceso mucho más fácil.

1. La cantidad hace a la calidad

La escritura es un oficio. Como cualquier otro oficio, la escritura también requiere una cierta cantidad de experiencia mezclada con algo de talento y creatividad.

Cuando necesitas crear una canción en un tiempo determinado, lo mejor es simplemente crear tantas variaciones del tema como puedas. Podrías comparar tu trabajo, ver lo que te gusta e incluso tomar partes de diferentes canciones y ponerlas todas juntas para conseguir esa composición perfecta.

Además, podrías recurrir a varios servicios en línea que podrían ayudarte a mejorar tu contenido o incluso escribir algunas letras de canciones para ti. Aquí tienes algunas aplicaciones y servicios útiles en línea:

  • Superior Papers es un servicio en línea que puede ser de ayuda si alguna vez te quedas atascado durante tu proceso de escritura.
  • La gramática es una excelente herramienta para corregir tus letras.
  • HemingwayApp puede ayudarte a perfeccionar tu estilo, ortografía y gramática.
  • WhiteSmoke también es una buena solución para arreglar esas pequeñas imperfecciones de escritura.

2. Jugar con las palabras

Podemos enviar un mensaje de un millón de maneras diferentes y hacer que cada variación transmita una emoción diferente. Cosas simples como "Te amo" podrían tener un mensaje aún más poderoso si las escribimos usando contradicciones, metáforas, hipérboles, etc. Tales letras hacen que la audiencia piense y discuta el significado de sus palabras. Incluso hoy en día, la gente discute lo que Bob Dylan, Jim Morrison, George Michael y otros grandes compositores querían decir en sus éxitos. Además, las versátiles letras dan la tan necesaria profundidad a la canción en lugar de repetir el mismo material una y otra vez. Si alguna vez necesitas ayuda, hay diccionarios en línea que pueden ayudarte a encontrar la palabra perfecta.

3. Ser un narrador de historias

Piensa en cada canción como una historia que quieres compartir con tu público. Toda buena historia necesita un héroe, una confrontación y una resolución. De esta manera la canción tendrá un argumento que atraiga a los oyentes y les dé una razón para seguir con la canción hasta el final. Aún mejor, algunos de los espectadores podrían relacionarse con el héroe de la historia y recibir la letra de una manera más personal.

No tiene por qué ser una historia personal que haya surgido de tu experiencia. Busca inspiración en libros, películas, leyendas y mitos. Algunas de las mejores canciones de pop y rock cuentan la historia de figuras históricas reales que son familiares para el público. "Alejandro Magno" de Iron Maiden, "Philby" de Rory Gallagher y muchos otros éxitos de siempre hablan de figuras históricas y todas han logrado capturar al público a lo largo de las décadas.

No te concentres demasiado en la rima, a veces es mejor hacer un verso brillante que no rime que poner una palabra contundente sólo porque encaja. Por ejemplo, Morrissey es un compositor excepcional que rara vez usa la rima en sus canciones. Sin embargo, eso no impidió que el creador de éxitos británico produjera algunas de las canciones más bellas de la historia. El mencionado éxito de Led Zeppelin "Stairway to heaven" también se apoya en la narración de historias más que en la rima y es una de las mejores (algunos incluso dirían que la mejor) canción de rock de todos los tiempos.

4. Pedir retroalimentación...

Los desarrolladores de software siempre organizan pruebas alfa y beta antes de publicar su nuevo software. Esto significa que organizan grupos de prueba para ver si hay algún error u otras posibilidades de mejora. Cuando termines de escribir, envía tus letras a algunas personas de confianza y pide un feedback. Es importante que el feedback sea honesto y detallado, no vayas por "¡Wow cariño, tienes tanto talento!" - que no te llevará a ningún sitio donde quieras estar.

Asegúrate de que realmente aprendes de lo que los demás tienen que decir y luego usa ese conocimiento para mejoras adicionales. No te concentres en los elogios; dirige tu atención a las críticas constructivas y trabaja para mejorar las cosas.

No es fácil hacer una evaluación imparcial de tu propio trabajo; la mayoría de los artistas tienen este tipo de dificultad. Tener una segunda opinión es esencial ya que nos ayuda a ver lo que no pudimos notar por nuestra cuenta.

5. Tengan en cuenta a la audiencia

Le damos a nuestra audiencia nuestro corazón y alma a través de las palabras que juntamos. Nuestra experiencia, amor, miedos y esperanzas van a aquellos que escuchan. Sin embargo, una cosa que debemos tener en cuenta es si lo que decimos realmente importa a los que escuchan.

Como artista, siempre debe aspirar a llevar un contenido valioso a su público, algo con lo que puedan relacionarse, aprender y aceptar como propio. Trata de pensar en tus fans mientras creas tu nuevo éxito. Ten en cuenta su edad, sus antecedentes culturales, sus gustos anteriores y sus aversiones.

La última categoría es quizás la más importante; a veces la mejor receta es simplemente hacer lo que funcionó con el público antes. Alejarse de su estilo característico podría resultar a menudo en una recepción negativa; incluso podría costarle toda su carrera. Por supuesto, no debes huir de experimentar y añadir nuevas ideas a tu trabajo, pero siempre ten en cuenta cómo reaccionará tu público.

Conclusión

Estos consejos representan lo que creo que son los elementos más básicos de una buena composición. No significa que debas evitar añadir tus ideas personales o considerar un enfoque completamente diferente si lo ves adecuado. Lo más importante es disfrutar mientras trabajas en tus canciones porque nada puede esconder el amor puro y la dedicación que pones en cada palabra.


Joan Selby es una escritora creativa y comercializadora de medios sociales. En su tiempo libre, Joan disfruta tocando la guitarra y escribiendo canciones. Déjale una línea en Facebook o Twitter!

Etiquetas: con compositor escritura de canciones escribir