[Nota del editor: Este artículo fue escrito por Suzanne Paulinski.]

¿Alguna vez has estado en el escenario sintiendo las miradas en blanco de la gente del público o, peor aún, sin ver a nadie mirándote porque todos están en sus teléfonos o hablando en el bar?

Puede ser bastante desalentador jugar en vivo, dar todo lo que tienes a la gente que tienes delante y no recibir esa misma energía a cambio.

Entonces, ¿cómo puedes cambiar eso sin pedir la atención de la gente?

Hay muchas maneras de atraer a una multitud, pero algunas tácticas pueden resultar desesperadas o incluso mandonas. A nadie le gusta que le digan en una noche de fiesta que no son lo suficientemente ruidosos o exagerados o que no están lo suficientemente cerca del escenario.

Para tener al público de tu lado necesitas relacionarte con ellos y averiguar qué tipo de energía/atención requiere la sala en la que estás, en otras palabras, necesitas ser capaz de leer una sala.

Aquí hay tres maneras de aumentar inmediatamente la participación de la multitud, incluso si tu habilidad para leer en la habitación está un poco oxidada.

1. Hágalo primero y luego con ellos

Decirle al público que se levante y baile, o que se ponga al frente del escenario no suele funcionar. Después de todo, si el público quisiera bailar o estar más cerca del escenario ya lo habría hecho.

En su lugar, invítalos a unirse a ti en un baile o en el frente del escenario. Salta hacia el público y empieza a bailar. ¿Tienes miedo de ser el único que baile? ¡Exactamente! Es por eso que nadie del público lo ha hecho todavía - nadie quiere ser el único que lo haga.

Es tu trabajo asumir esa incomodidad para ellos para que sean ellos los que se unan a algo que ya ha empezado.

Si quieres que vengan al escenario, ve a sentarte en el borde e invítalos a que se sienten contigo, o mejor aún, si tu equipo lo permite, ve a unirte a ellos donde quiera que estén y canta/juega directamente con ellos. A medida que regresen al escenario muchos se sentirán más cómodos acercándose.

Lo mismo vale para aplaudir. ¿Has notado que cuando la banda comienza a aplaudir durante un descanso musical el público se une? Si simplemente dices, "Aplaudan", muchos no lo harán, por miedo a que lo hagan mal.

Si tú y la banda empiezan y mantienen su entusiasmo, cada uno haciendo contacto visual directo con los miembros de la audiencia y asintiendo con la cabeza para unirse a ti, lo harán.

2. Trabajar con lo que ya están haciendo

Hoy en día es difícil sacar a la gente de sus teléfonos. Es una batalla ardua para intentar que los dejen, así que en vez de eso, ¡trabaja con eso! Durante un descanso de la música o mientras la banda está tocando, intenta una de las siguientes cosas:

  1. Dile al público que apunte sus teléfonos hacia el escenario y tome una foto y te etiquete (asegúrate de indicar claramente tu dirección de Instagram o Twitter). Puedes ofrecer el botín gratis a las primeras cinco personas que compartan y etiqueten un vídeo del espectáculo o animarlas a publicar un vídeo/foto y etiquetar a un amigo que no haya podido venir con ellas al espectáculo;
  2. Diles que se reúnan alrededor del escenario para que TÚ puedas llevarte un autogol con ellos desde el escenario. Anímalos a que se inscriban en tu boletín de noticias y a que introduzcan su nombre en los medios sociales para que puedas etiquetarlos (asegúrate de añadir ese campo a tu formulario de inscripción);
  3. Diles que te encanta que tengan sus teléfonos apagados y que les encantaría aún más si fueran y les gustara tu perfil en cualquier canal que estén viendo actualmente. Asegúrate de repetir tus manijas sociales y de deletrear todo lo que pueda ser difícil de deletrear. En este caso, es útil (1) tener la misma manija social en todos los canales y (2) tener un gran cartel en el escenario y/o en la mesa de la tienda que muestre sus manijas claramente para que la audiencia las vea.

Siempre que le des a tu audiencia un CTA (llamado a la acción) es importante mantenerlo simple, mantenerlo directo y repetirlo claramente.

3. Reflejar sus intereses

A veces tienes que calentar al público para que se involucre en tu show, especialmente si es la primera vez que tocas para ellos. Llamamos a esto una audiencia fría - gente que no empezó como tus fans o sabiendo quién eras cuando empezaste a tocar para ellos. Para calentarlos, pídeles que escojan la siguiente canción que hagas.

Kelly Clarkson es famosa por hacer esto: viene preparada con un espectro de covers, que abarcan varios géneros, y se ofrece a poner su propio giro en una canción que el público elija. No tienes que volverte loco con esto, pero antes de tu show, piensa en el lugar donde vas a tocar.

¿Será una multitud a la que le gusta cantar mucho, como en un pub irlandés ruidoso? ¿O querrán sentarse y disfrutar de uno o dos cantos, como en un oscuro piano bar? ¿O querrán empezar la fiesta y bailar al ritmo de su canción favorita de la radio del instituto, como en un club o en un escenario de un festival?

Elige una o dos cubiertas para tenerlas listas y dales a elegir lo que debes jugar - los más ruidosos ganan.

Si prefieres improvisar, pide sugerencias para los temas y luego escribe una canción en el acto - sólo un verso o un coro. El cantautor Matt Duke lo hace excepcionalmente bien con su público, ya que está abierto a crear canciones cortas en el acto para calentar a la multitud y permitir que lo conozcan un poco más con algo de humor.

Recuerda siempre que estás ahí para servir a la audiencia. No te deben nada. Así que antes de que empieces a exigir que se acerquen, o que aplaudan/griten más fuerte, piensa primero en cómo puedes proporcionarles el tipo de entretenimiento que vinieron a ver.

Si te quedas atascado con una multitud rebelde o D.O.A. donde ninguna cantidad de magia trabajará para traerlos a tu favor, ten en cuenta que tendrás más espectáculos y que el público adecuado está ahí fuera esperando escuchar tu música! Usa estos tiempos como una excusa para experimentar y probar cosas nuevas para futuros espectáculos - quién sabe, puede ser justo la magia que necesitas.


Suzanne Paulinksi es una artista consultora con más de 10 años en la industria musical y propietaria de The Rock/Star Advocate.

Etiquetas:

Nuestra lista de reproducción