[Nota del editor: Este artículo fue escrito por Berta Melder.]

Algunas personas dicen que nunca debes juzgar un libro por su portada. Sin embargo, la portada es lo primero que vemos, así que no es una sorpresa que afecte a nuestra decisión. Cuando buscamos música en Internet, también vemos docenas de portadas de álbumes diferentes. Miramos los colores, las formas y los logotipos, y nuestro cerebro rápidamente construye asociaciones con una imagen visual.

Generalmente, las obras de arte sirven como complemento de la música. Sin embargo, el arte que describe perfectamente los sentimientos, emociones y temas del álbum también puede ser un medio de promoción muy importante. Una buena portada de un álbum es lo que hace que la gente quiera comprar tu disco o haga clic en un botón de "compra".

No es fácil crear una portada de álbum excepcional. Hay que desarrollar una idea completa basada en el contenido de audio, elegir la paleta y las fuentes correctas, y usar una técnica relevante. Sin embargo, no significa que tal proceso deba ser necesariamente difícil.

La importancia de las imágenes para su música

Muchos músicos producen no sólo pistas de audio, sino también videos musicales para complementarlas. ¿Cuál es el propósito de un video musical? Puede parecer que su única función es entretener a la audiencia, pero en realidad, los videos son mucho más que eso. Cada video es único. Para nuestro cerebro, la experiencia de ver un nuevo video es como visitar un lugar completamente nuevo: Hay algunos puntos de referencia que vemos y recordamos cada vez que regresamos. Esos puntos de referencia permanecen en nuestra memoria. Los videos, así como las portadas de los álbumes, tienen como objetivo conectar nuestra memoria con la canción.

El arte de portada memorable es especialmente importante ahora porque las tendencias musicales están cambiando. Los singles ya se han convertido en el formato de grabación más popular. La gente compra más y más singles cada año. Los singles exitosos permiten a los artistas promocionar rápidamente su música en servicios de streaming y tiendas digitales; entonces pueden presentar una obra más larga y completa. Esta es también una razón por la que los álbumes se hacen tan largos - sirven como listas de reproducción para un oyente que ya está interesado en un determinado artista y está familiarizado con su música. Como el público se centra principalmente en los singles, se hace especialmente importante crear obras de arte de calidad. En términos de marketing, las carátulas de los sencillos también permiten establecer su imagen de marca.

Las imágenes permiten transmitir diferentes mensajes no verbales. Puedes complementar tus canciones con una ilustración y crear una imagen que hará que tus oyentes piensen en tu música en el futuro. Para transmitir un mensaje visual claro, los diseñadores utilizan diferentes formas, fuentes y colores. Cualquier color es percibido por el cerebro humano de manera diferente. Por ejemplo, el rojo puede asociarse con la ira o el amor, dependiendo de otros elementos de diseño y del contexto, mientras que el azul crea una sensación de relajación. Ahora veamos más de cerca los diferentes componentes del diseño.

Cómo mejorar su cobertura

1. Defina su público
Primero, debes tratar de entender claramente quién es tu público. ¿Quiénes son las personas que vienen a sus espectáculos? ¿Qué les gusta de tu música? Por supuesto, puedes hacer tu música "para todos", pero tu público real es siempre un cierto grupo de personas que comparten un gusto musical, una visión del mundo, o incluso tienen los mismos hábitos y viven en el mismo ambiente.

2. Entregar un mensaje
Un buen ejemplo de un mensaje fuerte es el álbum de The xx I See You:

La portada es minimalista, como el estilo de la banda. Esta portada ilustra el título, como podemos ver a los miembros de la banda a través de una gran X, que es su logo reconocible. Esta portada nos dice que la xx se vuelve más personal, haciendo este álbum para ti y para nadie más.

Tu portada marca el tono de todo el álbum o del single. A menudo, es difícil entender de qué tratan las canciones, y las portadas pueden aclararlo. Sin embargo, no significa que debas ser demasiado literal.

Por ejemplo, veamos el legendario álbum de Pink Floyd The Dark Side of the Moon:

Su cubierta no representa la luna. En cambio, parece científica y simple, diciéndonos que tendremos que centrarnos en la música, escuchándola con una mente clara y dándonos cuenta de toda su belleza en el proceso. Lo que es común entre la portada y el título es que ambos hacen que quieras descubrir algo nuevo.

3. 3. Encontrar una solución de color
El color es especialmente importante. Si tu música es edificante y feliz, tiene sentido crear una portada vibrante. Cualquier color puede hacerte sentir de cierta manera. Los colores se asocian con varias emociones, por lo que cualquier marca tiene sus propios colores.

Puedes quedarte con un color, como los Beatles con su White Album, o puedes seleccionar tonos que se complementen entre sí: verde y naranja, púrpura y amarillo, o diferentes tonos del mismo color.

Los diseñadores usan una rueda de colores para elegir una combinación perfecta. Pueden ser dos colores opuestos, tres colores que se siguen en la rueda, o un triángulo de colores.

4. Elegir las fuentes correctas
Las fuentes también entregan un mensaje y pueden complementar la imagen de un artista. Por ejemplo, las fuentes con serifas son muy serias y tradicionales. Las fuentes serif como Cambria o Times New Roman serían una buena elección para la música clásica, por ejemplo. Las fuentes sin gracias parecen sencillas y pueden utilizarse en la música electrónica, así como en el rock. Varias fuentes de escritura que imitan la escritura a mano pueden ayudarte a transmitir una variedad de emociones. Pueden tener un aspecto lúdico o desordenado, dando a tu público una pista sobre tu estilo musical.

5. Ser auténtico

Tu portada no sólo ilustra tu álbum. También puede explicar lo que piensas de él, y cuál es el fondo de este disco. Por ejemplo, Kanye West hizo un disparo con su teléfono y acaba de añadir un comentario provocativo escrito a mano que inmediatamente comienza a decirnos lo que podría estar pasando en su cabeza. También es fácil entender que Ye es un álbum centrado en sí mismo.

Por otro lado, si tu álbum ha llevado mucho tiempo de elaboración, no tengas miedo de invertir algo de tiempo y esfuerzo en la portada también.

Conclusión

La portada de un álbum o de un sencillo es un detalle muy importante. Puede sugerir a su público sobre su estilo o el tema principal de sus canciones. Ya sea que tu portada sea minimalista y simple o consista en docenas de pequeños detalles, debe reflejar el concepto de tu música y describirlo visualmente.

Puedes hacer que tu arte de portada sea memorable e interesante eligiendo colores y otros elementos de diseño que se asocien con las emociones adecuadas. Sé auténtico, sé creativo, y piensa en lo que podría ser interesante para tu público.


Berta Melder es una experimentada gerente de marca, escritora creativa y entusiasta bloguera. Actualmente está asociada con Masterra como estratega de marketing de contenido. Ella coopera con diferentes cursos de educación que cubren una amplia gama de temas digitales como conferencista invitada. Sígala en Twitter.

Etiquetas:

Nuestra lista de reproducción