Nueva Master Class: Apple Music para artistas

[Nota del editor: Este artículo fue escrito por Gavin Whitner y originalmente apareció en el Blog de Sonicbids. ]

La fatiga vocal es una de las condiciones más comprometedoras que un cantante o vocalista puede enfrentar, y cuando se trata de grabar, cualquier cosa menos que su mejor actuación simplemente no sirve. Algunos describen a los vocalistas y cantantes como atletas, y usted debe adoptar la misma mentalidad no sólo en lo que se refiere a la práctica y el entrenamiento, sino también al cuidado de su voz para evitar la fatiga vocal.

¿Qué es la fatiga vocal?

Aunque hay poca investigación o información sobre qué causa la fatiga vocal y de dónde proviene, se puede decir con seguridad que varía de una persona a otra, pero los síntomas siguen siendo en su mayoría los mismos. Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Dolor muscular
  • Incomodidad al cantar
  • Notas de ruptura
  • Debilidad de la voz
  • Dolor de garganta

Otros signos incluyen:

  • Debilidad o respiración en su voz
  • Pérdida completa de la voz
  • Respiración áspera o difícil
  • Un dolor de garganta o dolor (especialmente alrededor de la nuez de Adán)

Una de las peores cosas que puedes hacer es ignorar la fatiga vocal. Si encuentra que tiene alguno de estos síntomas, o cualquier otro síntoma que pueda interrumpir la calidad de su sesión de grabación vocal, querrá asegurarse de que se mejore lo antes posible. Aquí hay algunas formas de hacerlo.

1. El descanso es lo mejor

La mejor manera de tratar la fatiga vocal, especialmente si puede tener algún tipo de infección, es descansar. Asegúrate de mantenerte caliente y de beber y comer adecuadamente.

Evita las condiciones de calor o frío, y minimiza el hablar, susurrar, gritar y reír. Además, asegúrese de dormir lo suficiente durante este tiempo de descanso (como debería hacerlo de todos modos). El promedio es de unas siete horas por noche.

Intenta usar tus cuerdas vocales lo menos posible durante al menos 24 horas. Después de ese tiempo, la diferencia en su fatiga vocal será increíblemente notable, aunque puede necesitar dos o tres días para una recuperación completa.

2. Mantente hidratado

Otra de las consideraciones más importantes es mantenerse hidratado en todo momento. Esto es vital cuando se canta, y aún más importante si se sufre de fatiga vocal.

Bebe mucha agua y trata de evitar las bebidas azucaradas y gaseosas, junto con las bebidas extremadamente calientes o frías. Siga con el agua para obtener los mejores resultados.

3. Facilidad en los ejercicios vocales

Cuando termines de descansar, no saltes directamente a los gritos de los solos vocales. En vez de eso, empieza por lo pequeño y vuelve a trabajar en tu ser normal. Piénsalo de esta manera: Si te rompieras la pierna, no irías directamente a correr un maratón, sino que empezarías de a poco y trabajarías.

Tus cuerdas vocales son un músculo, como cualquier otro músculo de tu cuerpo. Empieza con ejercicios cortos con un volumen bajo que no requiera mucho esfuerzo. No te esfuerces demasiado. Después de un día o dos de estos, empieza a acumularse suavemente. Al final de la semana, ¡podrías volver a la normalidad!

4. Obtener la opinión de un médico

Después de que hayas completado todo lo anterior, tu voz debería volver a la normalidad. En algunos casos, sin embargo, puede encontrar muy ligeras mejoras o ninguna en absoluto. Si este es el caso, vas a necesitar ver a un médico.

Esto se debe a que probablemente tengas algo más serio que la fatiga vocal, como una enfermedad que causa el dolor. Por supuesto, esto variará de una persona a otra, así que asegúrese de que, en caso de duda, consulte a su médico.

Cómo minimizar el riesgo de fatiga vocal

La mejor manera de superar la fatiga vocal es evitar el riesgo por completo. Probablemente lo experimente en algún momento de su carrera, pero hay muchas cosas que puede hacer para reducir el riesgo y ayudar a que sus voces se mantengan en excelente forma. Por ejemplo:

  • Duerme suficientes horas por noche
  • Comer y beber una dieta saludable
  • Practica y entrena tu voz de manera apropiada
  • Usa tu propio micrófono vocal en vivo para una mejor higiene

Cuidando de ti mismo diaria y semanalmente, serás capaz de minimizar el riesgo de fatiga vocal y rendir al máximo durante las próximas sesiones de grabación.

Etiquetas:

Nuestra lista de reproducción